Salas muestra principal

En 8 salas se muestran desde el comienzo de la vida en el planeta, el poblamiento americano y su evolución hasta el siglo XX.
Paleontología
Paleontología

Exhibición de fósiles de más de 600 millones de años, hasta períodos geológicamente recientes, entre los que destaca una excepcional colección de insectos en ámbar de 45 millones de años.

Ver más
Arqueología de Chile
Arqueología de Chile

Aquí se pueden apreciar restos arqueológicos de los primeros seres humanos que habitaron nuestro territorio.

Ver más
Culturas Prehispánicas
Culturas Prehispánicas

El mundo prehispánico americano, sobretodo en la época de auge y mayor expresión cultural, tuvo un particular desarrollo que se expresa a través de las grandes culturas.

Ver más
Conquista y Colonia
Conquista y Colonia

Sala que evidencia el contacto entre el europeo del siglo XV, las culturas originarias de América y su posterior desarrollo histórico colonial.

Ver más
Independencia
Independencia

Exhibición de objetos diversos del período de la Independencia, documentos, armas, mobiliario, pinturas, próceres y protagonistas de esta gesta histórica.

Ver más
República
República

Esta sala muestra la formación y consolidación de la nación chilena durante el siglo XIX;. Formación de la República, Guerra del Pacífico, Guerra Civil de 1891.

Ver más
Iglesia
Iglesia

La Iglesia Católica jugó un rol esencial en la época colonial americana y esto se manifiesta hasta el día de hoy como legado cultural en objetos y monumentos litúrgicos diversos.

Ver más
Modernidad
Modernidad

La colección tiene como objetivo dar a conocer a las nuevas generaciones el origen de tecnologías que fueron fundamentales para el desarrollo de la humanidad.

Ver más

Los Gonfoterios fueron grandes animales, parecidos a los elefantes que se extinguieron aproximadamente el 10 mil antes de Cristo, es decir en la última glaciación que ha vivido nuestro planeta y momento en que desaparecen la mayoría de las especies de la megafauna. Pesaron hasta 6 toneladas y podían llegar a medir tres metros.

Habitaron desde Los Vilos hasta Chiloé y pueden estudiarse especialmente en el sitio arqueológico Tagua Tagua que contiene gran cantidad de hallazgos paleontológicos y arqueológicos que comprueban, además, la convivencia entre la megafauna y los hombres y mujeres que habitaron tempranamente esta zona.

En esta e Laguna existen claros indicios de la faenación de estos ancestrales animales.

El yacimiento de Tagua Tagua es una Laguna vaciada en 1841 que conserva los registros arqueológicos más antiguos de nuestro país junto al sitio de Monteverde en la Región de Los Lagos.

En ella podemos encontrar muestras paleontológicas de faenamiento de megafauna de mastodontes, caballos y siervos americanos. Esta ocupación humana podría tener más de 9 mil años de antigüedad según las dataciones.

Las hipótesis postulan a que los animales tomaban agua en las riberas pantanosas de la laguna mientras los hombres lanzaban grandes piedras o proyectiles con punta de flecha de cuarzo. Los faenaban ahí mismo, retirando la carne, huesos y grasa y llevándose las presas más pequeñas a sus aldeas de origen que siguen siendo un misterio arqueológico.

En la localidad de Huentelauquén, en la desembocadura del Río Choapa se descubrió en 1961 una unidad cultural que vivió en el arcaico temprano, hace 10 mil años, y que se extendió entre Antofagasta y Los Vilos. Fueron pescadores y vivieron en carpas hechas de cuero y huesos de ballenas y se alimentaron principalmente de productos del mar.

Una de sus características principales, y una de las más misteriosas es el uso de piedras que tallaron, agujerearon y pulieron en formas geométricas: redondas, discoidales y poligonales, para usos que aún no hemos descifrado. Tal vez fueron pesas de pesca, pequeños morteros, u objetos rituales,

Las últimas investigaciones arqueológicas han demostrado que no fueron tan solo pescadores y recolectores sino que también fueron mineros de oxido férrico que se usaba probablemente como pigmento rojo ritual

 

La cultura chinchorro se desarrolló en las costas norteñas de Chile desde el rio Ilo al norte hasta la región cercana a Antofagasta durante el arcaico, es decir aproximadamente el 6 mil a.C. y quizás antes. Fueron un pueblo pescador y mariscador de sencillas viviendas y que lograron una incipiente cestería de juncos trenzados que usaron para la pesca y la vida doméstica.

Su tesoro cultural radica en su complejo sistema funerario. Hicieron sofisticadas momias, sobre todo infantiles milenios antes que los egipcios y que hoy son consideradas Patrimonio de la Humanidad.

Se le dice piedras horadadas a estas curiosas piedras, trabajadas y horadadas, es decir perforadas por el hombre que parecen profusamente en los campos de Chile al arar tierras vírgenes, en los lechos de los ríos, en quebradas, en excavaciones de varios metros de profundidad.

Son un misterio no resuelto. Intrigaron a Darwin y a historiadores, antropólogos y arqueólogos han dado diferentes interpretaciones.

Llamamos culturas de Arica o atacameñas, a los grupos humanos que habitaron el norte de chile tan tempranamente como el arcaico. En este momento coexistieron grupos nómades principalmente pescadores que hicieron en algunos casos complejos sistemas funerarios (Ver documento de los Chinchorros). Estas poblaciones se movieron a los valles donde habían manadas de camélidos. Fabricaron anzuelos de hueso y cestería de fibras vegetales trenzadas y torcidas, y ya el 3 mil antes de nuestra era comienza en los valles una agricultura primitiva y con ella la primera cerámica y textiles de lanas de camélidos.

Durante el formativo (-5000 al + 1000) se desarrollaron grupos las  Faldas del Morro y en el Valle de Azapa y unas un poco más al sur llamadas Alto Ramírez

Se vistieron con cobertores púbicos y adornaron sus tobillos y muñecas y cubrieron su cabeza con madejas de lana, lo que hizo que los llamaran Gente de Turbante o Enturbantados. Vivieron cerca del Morro de Arica y fueron sofisticados pescadores con embarcaciones. Tuvieron cerámica y cestería ornamentadas con simples diseños geométricos, grabaron calabazas con fuego con formas de ave para que sirviera de recipientes para agua.

(para más información ver Documento Culturas de Arica)

 

La cultura Tiawanaku fue una de las más influyentes culturas del mundo andino, tanto así que es considerada, junto al mundo Chavín e Inca un “Horizonte Cultural”. Se ubicaron en la ribera del lago Titicaca en la actual Bolivia  y vivieron de la agricultura y la pesca, cultivaron quinua, yuca, papa, maíz y criaron llamas y alpacas lo que les facilitó el intercambio cultural gracias a las caravanas, lo que se reflejó en la inmensa irradiación de su cultura que estuvo presente hasta la llegada de los Incas y después de eso también.

Fueron una verdadera potencia religiosa que generó un gran imperio que fue imitado y sucedido como una cultura madre, un “primato cultural”, horizonte del que se inspiran culturas posteriores.